San Carlos Sud - Santa Fe - Argentina
Miércoles 26 de Junio de 2019

Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano

D. F. Sarmiento 717

(3017) San Carlos Sud (Santa Fe - Argentina)

(3404) 42-0418
Diario Escolar Digital - Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano - San Carlos Sud
Cuentos Clásicos Infantiles
13-12-2009 | Cuento
Los Tres Cerditos
Había una vez tres cerditos que eran hermanos, y se fueron por el mundo a buscar fortuna. A los tres cerditos les gustaba la música y cada uno de ellos tocaba un instrumento. El más pequeño tocaba la flauta, el mediano el violín y el mayor tocaba el piano...

A los otros dos les pareció una buena idea, y se pusieran manos a la obra, cada uno construyendo su casita. - La mía será de paja - dijo el más pequeño-, la paja es blanda y se puede sujetar con facilidad . Terminaré muy pronto y podré ir a jugar. El hermano mediano decidió que su casa sería de madera: - Puedo encontrar un montón de madera por los alrededores, - explicó a sus hermanos, - Construiré mi casa en un santiamén con todos estos troncos y me iré también a jugar. El mayor decidió construir su casa con ladrillos. - Aunque me cueste mucho esfuerzo, será muy fuerte y resistente, y dentro estaré a salvo del lobo. Le pondré una chimenea para asar las bellotas y hacer caldo de zanahorias.

Cuando las tres casitas estuvieron terminadas, los cerditos cantaban y bailaban en la puerta, felices por haber acabado con el problema: -¡Quien teme al Lobo Feroz, al Lobo, al Lobo! - ¡Quien teme al Lobo Feroz, al Lobo Feroz! Detrás de un árbol grande aparecio el lobo, rugiendo de hambre y gritando: - Cerditos, ¡os voy a comer! Cada uno se escondió en su casa, pensando que estaban a salvo, pero el Lobo Feroz se encaminó a la casita de paja del hermano pequeño y en la puerta aulló: - ¡Soplaré y soplaré y la casita derribaré! Y sopló con todas sus fuerzas: sopló y sopló y la casita de paja se vino abajo. El cerdito pequeño corrió lo más rápido que pudo y entró en la casa de madera del hermano mediano. - ¡Quien teme al Lobo Feroz, al Lobo, al Lobo! - ¡Quien teme al Lobo Feroz, al Lobo Feroz! - cantaban desde dentro los cerditos. De nuevo el Lobo, más enfurecido que antes al sentirse engañado, se colocó delante de la puerta y comenzó a soplar y soplar gruñendo: - ¡Soplaré y soplaré y la casita derribaré! La madera crujió, y las paredes cayeron y los dos cerditos corrieron a refugiarse en la casa de ladrillo de su hermano mayor. ¡Quien teme al Lobo Feroz, al Lobo, al Lobo! ¡Quien teme al Lobo Feroz, al Lobo Feroz!-Cantaban los cerditos. El lobo estaba realmente enfadado y hambriento, y ahora deseaba comerse a los Tres Cerditos más que nunca, y frente a la puerta dijo: - ¡Soplaré y soplaré y la puerta derribaré! Y se puso a soplar tan fuerte como el viento de invierno.

Sopló y sopló, pero la casita de ladrillos era muy resistente y no conseguía derribarla. Decidió trepar por la pared y entrar por la chimenea. Se deslizó hacia abajo... Y cayó en el caldero donde el cerdito mayor estaba hirviendo sopa de nabos. Escaldado y con el estómago vacío salió huyendo hacia el lago.

Los cerditos no le volvieron a ver. El mayor de ellos regañó a los otros dos por haber sido tan perezosos y poner en peligro sus propias vidas, y si algún día vais por el bosque y veis tres cerdos, sabréis que son los Tres Cerditos porque les gusta cantar: - ¡Quien teme al Lobo Feroz, al Lobo , al Lobo! - ¡Quien teme al Lobo Feroz, al Lobo Feroz!!!

Fin.


1        Sí        2        922       

Noticias Relacionadas
Papanuel de Graciela Cabal, un cuento de Navidad
SUEÑOS Y MAGIA
"Puentes", de Elsa I. Bornemann
MUERE MI ROSTRO - NIY KILAKÁN
¡PAPÁ! de Philippe Corentin
LA TORRE DE CUBOS de LAURA DEVETACH


Comentarios

Mostrando 1 - 2 de 2 Comentarios
   #201.234.41.236   #24
LUCA el 17-12-2009 a las 14:21 dice:
Claro esta que escribe la mamá de luca,pero ya miró el cuentito como diez veces!!! buenisimo les encanta.

   #201.234.41.236   #19
GINO el 13-12-2009 a las 23:36 dice:
me gusto mucho el cuentito.

«123456»

Escriba su Comentario si lo desea

Nombre o Nickname


(*) E-Mail


Comentario


Acepto Términos y Condiciones

(*) No son Obligatorios Completar

     

Términos y Condiciones del Servicio "Comentarios":

El Webmaster de La Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano controla la información que los Usuarios proveen a través de este medio, y se reserva el derecho a interrumpir o finalizar el acceso a este medio de participación, sin previo aviso, a quienes atenten contra el normal funcionamiento del mismo.

Recuerde siempre que su participación será leída por niños en edad escolar.

En este espacio no está permitido:

. Utilizar lenguaje obsceno, discriminatorio y ofensivo.
. Cualquier tipo de ataque personal contra otros participantes.
. Todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.

El Webmaster de La Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano se reserva el derecho de supervisar los comentarios, y los moderadores se reservan el derecho de no publicar (o remover luego de ser publicados) aquellos contenidos propuestos por los usuarios que no respondan estrictamente a los objetivos de los comentarios y a los parámetros establecidos en el presente reglamento.

Está prohibido violar directa o indirectamente los derechos intelectuales de propiedad de cualquier persona, cualquier copyright, marcas, derechos de publicidad, u otros derechos de propiedad. La Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano no será en ningún caso responsable por dicha violación ni de las consecuencias que de ello se deriven.

Cada participante es único y exclusivo responsable de sus manifestaciones, dichos, opiniones.

Queda claro entonces, que las diferentes opiniones vertidas en los comentarios son de nuestros lectores, no de La Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano.

08-08-2015 | Un cuento para ver
El cuento de Blancanieves y los 7 enanos
Blancanieves en una versión más ilustrada e interactiva
0        Sí        0        369

12-08-2012 | Libros
CUENTOS CLÁSICOS INFANTILES
0        No        0        654

10-03-2013 | Cuento
Roberto, el escultor de nubes
Un hermoso cuento.
0        Sí        0        857

19-12-2009 | Cuento
"El zapatero y los Gnomos " de los Hermanos Gimm
Un zapatero, sin que fuera su culpa, había llegado a tal pobreza que al final no le quedaba más que el cuero necesario para un par de zapatos. Así que al anochecer, hizo los cortes para los zapatos que haría a la mañana siguiente, y como tenía limpia su conciencia, se acostó tranquilamente en su cama, se encomendó a Dios, y se quedó dormido.

En la mañana, después de decir sus oraciones, fue a sentarse a su banquillo para trabajar, y encontró los zapatos finamente terminados sobre la mesa. Él quedó atónito y no sabía que pensar de aquello...
1        Sí        0        1712

Vuelo 359

Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano

D. F. Sarmiento 717

(3017) San Carlos Sud (Santa Fe - Argentina)

(3404) 42-0418

BoffelliWeb de Guillermo Boffelli (Diseño y Programación Web Profesional)

Copyrigth © 2019 - Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano