San Carlos Sud - Santa Fe - Argentina
Sábado 20 de Abril de 2019

Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano

D. F. Sarmiento 717

(3017) San Carlos Sud (Santa Fe - Argentina)

(3404) 42-0418
Diario Escolar Digital - Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano - San Carlos Sud
Cuentos
11-12-2016 | El cuento de la semana
EL CAMINO QUE NO IBA A NINGUNA PARTE
A la salida del pueblo había tres caminos: uno iba hacia el mar, el segundo hacia la ciudad y el tercero no iba a ninguna parte. Martín lo sabía porque se lo había preguntado a todos, y todos le habían dado la misma respuesta:
-¿ese camino de allí?
no va a ninguna parte.
Es inútil ir por él.
-¿Y adónde va? -no va a ninguna parte.
-Y, entonces ¿por qué lo hicieron?
-no lo hizo nadie, siempre ha estado ahí.
-Pero ¿nadie ha ido nunca a ver adónde conduce?
-Qué testarudo eres: si te dicen que no hay nada que ir a ver...
-No podéis saberlo, si no habéis ido nunca...



Era tan obstinado que comenzaron a llamarlo Martín Testarudo, pero él no se lo tomaba a mal y seguía pensando en el camino que no iba a ninguna parte. Cuando fue lo bastante mayor como para cruzar la calle sin darle la mano de su abuelo, una mañana se levantó temprano, salió del pueblo y, muy decidido, tomó el camino misterioso, siempre adelante. El suelo estaba lleno de agujeros y de hierbajos, pero por suerte llevaba una buena temporada sin llover y no se habían formado charcos. A derecha y a izquierda del camino se extendía la maleza, y pronto comenzó el bosque. Las ramas de los árboles se entrecruzaban por encima del camino y formaban una galería oscura y fresca, en la que solamente penetraba, aquí y allá, algún rayo de sol que guiara su marcha.

Anda que te anda, la galería no terminaba nunca, el camino no terminaba nunca... A Martín le dolían los pies, y ya empezaba a pensar en regresar cuando vio a un perro. "Donde hay un perro, hay una casa -reflexionó Martín-, o, por lo menos, un hombre." El perro corrió a su encuentro meneando la cola y le lamió las manos; luego siguió por el camino, volviéndose a cada paso para ver si Martín aún le seguía.
-Ya voy, ya voy -decía Martín, lleno de curiosidad.

Finalmente, el bosque comenzó a clarear, el cielo reapareció en lo alto y el camino terminó en el umbral de una gran cancela de hierro. A través de sus barrotes Martín vio un castillo con todas las puertas y ventanas abiertas de par en par. El humo salía por todas las chimeneas y, desde uno de los balcones, una hermosísima dama le saludaba con la mano y le gritaba alegremente:
-¡Adelante, adelante, Martín Testarudo! -¡Oh! -se dijo Martín muy contento-, yo no sabía que iba a llegar, pero ella sí me esperaba...

Empujó la cancela, atravesó el jardín y entró en el salón del castillo justo a tiempo para
hacer una reverencia a la bella dama que bajaba por la escalera. Era muy bella y llevaba un vestido aún más lujoso que el de las hadas y las princesas. Además era muy alegre y reía, diciendo: -Así que no te lo creíste...
-¿El qué?
-La historia del camino que no iba a ninguna parte.
-Era demasiado tonta. Y según mi parecer, hay más sitios que caminos. -Es cierto, basta con tener ganas de moverse. Ahora ven, te enseñaré el castillo.

Había más de cien salones repletos de tesoros de todas las clases, como en aquellos castillos de los cuentos en los que duermen las bellas durmientes o en los que los avaros acumulan sus riquezas. Había diamantes, piedras preciosas, oro, plata... Y la hermosa dama no paraba de decir: -Coge, coge todo lo que quieras. Te prestaré un carro para llevar la carga. Martín no se hizo de rogar. Cuando emprendió el camino, el carro estaba lleno hasta los topes. El perro, que estaba amaestrado, iba sentado delante y llevaba las riendas y les ladraba a los caballos cuando estos se adormilaban y se salían del camino.

978-84-675-2169-6i4Martín Testarudo fue acogido con gran sorpresa en su pueblo, pues ya le habían dado por muerto. El perro descargó en la plaza todos los tesoros, agitó dos veces la cola en señal de saludo, se montó en el carro de nuevo y se marchó entre una nube de polvo. Martín hizo muchos regalos a todos, amigos y enemigos, y tuvo que explicar cientos de veces su aventura. Y cada vez que terminaba de hacerlo, alguien corría a su casa a coger un carro y un caballo y se precipitaba por el camino que no iba a ninguna parte. Pero aquella misma noche regresaron todos, uno tras otro, con caras de enfado a causa del despecho que sentían: para ellos, el camino terminaba en medio del bosque, ante un espeso muro de árboles, en un mar de espinas. Ya no había ni cancela de hierro, ni castillo, ni hermosa dama. Porque ciertos tesoros existen únicamente para quien recorre un camino por primera vez, y el primero había sido Martín Testarudo.

2        No        0        104       

Nora Mermet
E-Mail: info@escuela359.edu.ar

Profesora de Nivel Primario, responsable del Taller de Periodismo Escolar.
Directora Interina

Noticias Relacionadas
Papanuel de Graciela Cabal, un cuento de Navidad
SUEÑOS Y MAGIA
"Puentes", de Elsa I. Bornemann
MUERE MI ROSTRO - NIY KILAKÁN
¡PAPÁ! de Philippe Corentin
LA TORRE DE CUBOS de LAURA DEVETACH

Escriba su Comentario si lo desea

Nombre o Nickname


(*) E-Mail


Comentario


Acepto Términos y Condiciones

(*) No son Obligatorios Completar

     

Términos y Condiciones del Servicio "Comentarios":

El Webmaster de La Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano controla la información que los Usuarios proveen a través de este medio, y se reserva el derecho a interrumpir o finalizar el acceso a este medio de participación, sin previo aviso, a quienes atenten contra el normal funcionamiento del mismo.

Recuerde siempre que su participación será leída por niños en edad escolar.

En este espacio no está permitido:

. Utilizar lenguaje obsceno, discriminatorio y ofensivo.
. Cualquier tipo de ataque personal contra otros participantes.
. Todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.

El Webmaster de La Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano se reserva el derecho de supervisar los comentarios, y los moderadores se reservan el derecho de no publicar (o remover luego de ser publicados) aquellos contenidos propuestos por los usuarios que no respondan estrictamente a los objetivos de los comentarios y a los parámetros establecidos en el presente reglamento.

Está prohibido violar directa o indirectamente los derechos intelectuales de propiedad de cualquier persona, cualquier copyright, marcas, derechos de publicidad, u otros derechos de propiedad. La Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano no será en ningún caso responsable por dicha violación ni de las consecuencias que de ello se deriven.

Cada participante es único y exclusivo responsable de sus manifestaciones, dichos, opiniones.

Queda claro entonces, que las diferentes opiniones vertidas en los comentarios son de nuestros lectores, no de La Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano.

26-12-2017 | Un hermoso relato
Papanuel de Graciela Cabal, un cuento de Navidad


Los Cardoso eran gente famosa en el barrio de San Cristóbal, pero sólo para las Navidades. Y esto por dos razones.
Porque, año tras año, la abuela, la mamá y los Cardosos chicos -tres nenas de nueve, seis y cinco años y un varón de cuatro- armaban un Pesebre que ni les cuento en el patio con techito de la casa.
Y porque Nochebuena tras Nochebuena, el papá llegaba al barrio, antes de dar las doce, vestido de Papá Noel ("Papanuel", decían los chicos).

Lindo era el Pesebre de los Cardoso. Y muy completo. Hay que ver que la abuela lo había ido armando desde el día en que su padrino le regaló una Virgen, un San José y un niño Dios con ojitos de vidrio. (La Virgen y San José eran mucho más petisos que el Niño, pero en la vida no se puede andar con tantas pretensiones.)
...
0        No        0        113

16-04-2017 | El cuento de la semana
¡PAPÁ! de Philippe Corentin
Es la historia de un niño que en repetidas veces se ve enfrentado al miedo de pensar que hay un monstruo debajo de su cama, lo que le produce un gran terror. Esta situación lo lleva a recurrir constantemente a la protección de su padre, el que deberá calmarlo y explicarle que los monstruos no existen y son parte de la imaginación de casi todos los pequeños.
[...]
0        Sí        0        206

19-03-2017 | El cuento de la semana
El grufaló Julia Donaldson Axel Scheffler
0        No        0        66

26-02-2017 | El cuento de la semana
El pájaro nocturno Ursula Wölfel
Había un niño que siempre tenía miedo cuando se quedaba solo en casa. Sus padres salían a menudo por las noches.
Entonces era incapaz de dormirse, de tanto miedo como tenía. Oía un susurrar y un ruido, como si alguien respirase en su habitación.
Oía un crujir y crepitaciones, como si algo se moviera debajo de su cama.
Pero lo peor de todo era el pájaro nocturno.
[...]
1        No        0        280

12-02-2017 | El cuento de la semana
Gurí pescador Osiris Rodríguez Castillos
Libro- album
Un libro de Denisse Torena sobre la canción de Osiris Rodríguez Castillos, interpretada especialmente por Ana Prada.


1        No        0        383

30-04-2017 | El cuento de la semana
MUERE MI ROSTRO - NIY KILAKÁN
Compartimos hoy en esta sección una de las entretenidas animaciones de menos de tres minutos, donde se rescatan relatos orales, ancestrales, de las distintas etnias mexicanas en huasteco, maya, mixteco, náhuatl, totonaco, yaqui y zapoteco

0        No        0        116

01-04-2017 | Hoy te proponemos leer:
LA TORRE DE CUBOS de LAURA DEVETACH


Este libro tiene muchas historias. En ellas encontrarás mundos escondidos en torres de cubos y en dibujos hechos en la pared, y personajes inquietos y divertidos, como un deshollinador, un monigote de carbón y tres marineros de papel. En estas historias todo puede suceder, como que Bartolo tenga una planta que dé cuadernos o que a Mauricio en vez de palabras le salgan silbidos de locomotora a través de la boca. Todas estas son historias inolvidables, llenas de fantasía, de belleza, de libertad...
0        No        0        354

05-03-2017 | El cuento de la semana
LA TORTUGA GIGANTE (Cuentos de la selva, 1918) HORACIO QUIROGA
Había una vez un hombre que vivía en Buenos Aires, y estaba muy contento porque era un hombre sano y trabajador. Pero un día se enfermó, y los médicos le dijeron que solamente yéndose al campo podría curarse. Él no quería ir, porque tenía hermanos chicos a quienes daba de comer; y se enfermaba cada día más. Hasta que un amigo suyo, que era director del Zoológico, le dijo un día:
--Usted es amigo mío, y es un hombre bueno y trabajador. Por eso quiero que se vaya a vivir al monte, a hace mucho ejercicio al aire libre para curarse. Y como usted tiene mucha puntería con la escopeta, cace bichos del monte para traerme los cueros, y yo le daré plata adelantada para que sus hermanitos puedan comer bien.
[...]
0        No        0        285

19-02-2017 | El cuento de la semana
AL OTRO LADO Maurice Sendak
Hoy escucharemos un cuento escrito e ilustrado por Maurice Sendak, traducido por Ellen Duthie y publicado en español por Kalandra.



6        No        0        242

05-02-2017 | El cuento de la semana
¡Yo, león! de Antonio Rodríguez Almodóvar
Cuento narrado por su autor


Recuerda leer todos los días
0        Sí        0        189

Vuelo 359

Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano

D. F. Sarmiento 717

(3017) San Carlos Sud (Santa Fe - Argentina)

(3404) 42-0418

BoffelliWeb de Guillermo Boffelli (Diseño y Programación Web Profesional)

Copyrigth © 2019 - Escuela Nº 359 - Manuel Belgrano